martes, 30 de diciembre de 2014

El nivel del medidor ha bajado por diversos factores que no influyen en el sistema


Como saben muchos y porque muchos se enteraron de cierta forma y no estoy siendo irónico, uno es obvio en cierto momento y no nos damos cuenta o nos damos pero nos hacemos los huevones. Tal vez no entendieron la razón y a quién le importa, muchas cosas no se cuentan y quedan en nuestras vidas. Y fue qué y si no y qué, muchas cosas nos ocultan y por qué no ésta. Pues el tiempo pasa, uno se da cuenta de muchas cosas, pero en el momento en que eres un protagonista te es duro asimilarlo y luego te das cuenta y lo tomas como anécdota.

Uno debe estar siempre tranquilo por lo que hizo, sintió, y dio todo por alguna razón, y pues si hay otros factores que influyen en ello que afectan o cambian algo, no es culpa de uno, sino de un conjunto.

Fue fuerte y lo digo con tal sinceridad que muchos no son capaces de decirlo y menos en este espacio-tiempo donde estoy, el medidor llegó al pico más alto y no fue culpa de ello, fue por diversos factores que afectaron su funcionamiento, hasta quedar nulo pero sobrevivió al corto circuito.

No se preocupen, la máquina está bien pero ya no funciona como antes, nada funciona como antes cuando ha sufrido algún desperfecto o problemas. Digamos que somos felices, que el medidor y el corto circuito pueden convivir en paz, que uno no ya no afecta al otro, que ya no hay corriente que pueda ser ser compartida.

Ya se va el año, y viene uno mejor, cada año trae sorpresas y nosotros debemos aprovecharlas y apreciar cada momento. Que buenos y malos hay, es parte de la vida, nada es fácil, mucho es difícil y poco es imposible. Ya no des explicaciones, unos cuantos murieron, otros sobrevivieron. Algunos nacieron para no irse de nuestro mundo, al cual debemos velar y no desviar la mirada.

Pero como todo medidor, siempre vuelve a medir algo cuando no está malogrado, siempre hay un cierto mantenimiento que dura su debido tiempo, pero vuelve a realizar su trabajo, nunca se va a detener, aunque casi lo hayan destruído, porque cada golpe, es más duro, la experiencia y la costumbre ayudan, nos vuelven fuertes. Se quedó funcionando.
Vamos, intenta destruirlo, no podrás, a menos que sea por otro factor que no sea el mismo. Y con este tema cierro este año, más que nada puede ser catarsis.

Gracias 2014, bienvenido 2015

¡Que tengan un excelente año!
 

lunes, 8 de diciembre de 2014

La Fanny


 


Estaba con Enrique, mi primo, en medio de la sala en el segundo piso, tenía aproximadamente 8 años y él 6 años, estábamos jugando, era noche. De pronto sonó la puerta y subió mi tío. Enrique, un niño hiperactivo que vivía con él y mi tía, gritó LLEGÓ LA FANNY! LA FANNY! Con carcajadas, volteo y lo ví, era mi tío, pero esta vez diferente, no solo tenía su rubio cabello largo ondulado ni las cejas pintadas, como siempre lo veía, sino que estaba vestido como mujer y con maquillaje, nos miramos unos segundos hasta que él aceleró y entró a su dormitorio para que nadie más lo vea.

Esta es la única imagen que tengo de mi Miguel Ángel, mi tio, vestido de mujer y la primera vez que vi un travesti. M primera impresión no fue mala, no pensé en nada, quizás mi inocencia y creo que si lo hubiera visto en mi adolescencia tal vez sería diferente.

Pasó unos meses y le dije de casualidad a mi madre que lo había visto diferente, me dijo entonces que era gay y le gustaba vestirse de mujer, que no lo juzgue mal porque era mi tío y tenía que respetarlo. Pues debí comprender que era Miguel Ángel y que por las noches era Fanny, comprenderlo a esa edad no me fue dificil, creo.

Un día de esos al visitar a mi abuelita, estuvo mi tío y al verlo no confundí en el momento de saludarlo, me dio por pensar en saludare con un beso en la mejilla como a mis tías o siguiendo dándole la mano, fue más de una vez en que pensé.

Miguel Ángel era muy alegre, era el alma en cada fiesta o cada reunión familiar, se llevaba bien con mi mamá, eran muy amigos. Con los sobrinos era excelente, nos daba propina y a veces nos encubría en ciertas travesuras, siempre hacía el que los demás estén contentos. Pero no a todos les caía bien, a mi papá él le caía mal, por el simple hecho de tener esa opción sexual, no lo toleraba, al igual que dos tíos mayores.

Así pasó el tiempo, lo veía en cierto tiempo, dejé de pensar en saludarlo con un beso, a veces venía a mi casa, por mi parte ya no veía problema alguno, ya había entendido eso y nunca más lo volví a ver vestido de mujer, no había generado ningún sentimiento de rechazo hacia él.


Pasaron muchos años, yo ya tenía aproximadamente 13 ó 14 y se expandió un rumor en la familia, mi mamá me dio la noticia, que mi tío Miguel Ángel tenía SIDA. Según las malas lenguas decían que se prostituía, que era promiscuo, etc. todo eso no sé, nunca me confirmaron eso.

Me dio mucha pena, pues es una efermedad muy dolorosa, cruel y no solo para él, sino toda la familia sufre. Todos supieron de su enfermedad, menos mi papá, quizás no le dijeron por cómo iba a reaccionar, en fin.

En esos tiempos los retrovirales eran costosos y no regalaban, su enfermedad estaba un poco avanzado, pues él decidió vivir la vida al máximo, sin preocupaciones, total, sabía que iba a morir. No se cuidó, siguió tomando hasta más no poder, no le tomó importancia.

La peor decisión que tomó, fue de vengarse por lo del contagio, así que con cada persona que estaba la contagiaba y eso le satisfacía, quién sabe a cúantos habrá contagiado. Por más que le hayan hecho un mal, no debió actuar de esa manera, estuvo muy equivocado.

No pasó mucho tiempo, y al año se agravó y llegó a la etapa terminal, fue internado en el hospital Cayetano Heredia donde estuvo tres meses, todos los días no le faltó visita. Mi mamá iba por las tardes, tenía que acompañar a su amigo en las últimas. Mi papá se enteró 5 días antes de que fallezca, como escribí anteriormente, pensaban que iba a reaccionar mal, pero no fue así, ya por morir mi papá se disculpó de muchas cosas y fue seguidamente esos días hasta que falleció, era obvio su reacción, pues verlo en las últimas solo no le quedó otra.

Falleció luego y lo cremaron, sus cenizas la guardan en la casa de mi también fallecida abuelita. Han pasado más de diez años y aún se le recuerda como el joven alegre y que se preocupaba por sus seres queridos.

No me avergüenzo de contar esto, tuve un tío travesti y no incomoda, lo respeto mucho y por él aprendí desde temprano que debemos ser tolerantes hacia las personas que tienen una orientación sexual diferente.

Era bueno, hasta que se le metió esa idea de vengarse, pues eso lo rechazo y debe quedar como una lección, como algo que no se debe hacer, que no hay que hacer cosas que no quieres que te hagan, la de asumir responsabilidades, la de cuidarse y amar la vida y respetarla

domingo, 30 de noviembre de 2014

Gracias por las sonrisas

Esta noticia ya se veía venir, pues era cuestión de tiempo debido a su enfermedad y a su delicado estado de salud, estábamos conscientes de que iba a suceder pero no sabíamos cuando, solo que se iba a dar y la verdad, causó gran impacto sobre todo en sudamérica pues a través de sus personajes acompañó a muchas generaciones haciéndo reír a través de su humor sano, inocente aunque muchos digan que fue violento y que incentivaba a mal educar al niño debido a algunas expresionas mal habladas, no fue así, siempre exageran. La noticia me puso triste, fue alguien que me acompañó en mi infancia, lo veía siempre y me he reído a carcajadas gracias a él, imposible no sentir algo. Pues este año ha sido trágico respecto a muertes de famosos como Gustavo Cerati, Gabriel García Marquez, Philip Seymour Hoffman, Óscar Avilés, etc.



 

En lo personal me gustaba mucho el Chapulín Colorado, fue su mejor personaje pues cada acción que iba a realizar le acompañaba algo cómico y siempre terminaba riéndome, era como un antihéroe. Sobre todo las armas que utilizaba como el chipote chillón, la pastilla de chiquitolina y la chicharra paralizadora, hacía de él, un "héroe" fuera de lo común.



De los capítulos del Chavo del 8 me gustaron mucho: Las aguas frescas, los espíritus chocarreros, la casa de Ñoño, la casa de la bruja del 71, el Restaurant de Doña Florinda, la fiesta de la buena vecindad, los churros, cuando Don Ramón es ropavejero, el viaje a Acapulco, etc. Como no olvidarlos.




Ante esto, no olvidaremos frases como: “Fue sin querer queriendo”, “Tómalo por el lado amable”, “¡Pues al cabo que ni quería!”, “La venganza nunca es buena, mata el alma y la envenena”, “Síganme los buenos”, “Se aprovechan de mi nobleza” y “No contaban con mi astucia”,pues dejó un legado y con ello, muchos recuerdos.

Lo cierto es que cuando vemos cada episodio de sus programas parece que lo vemos por primera vez, es una genialidad aquello y el humor ha trascendido generaciones y lo seguirá haciendo, prueba de que Chespirito deja un gran legado y vivirá siempre en nuestras pantallas.

Las lagrimas son pocas para tantas sonrisas y alegrías que nos regaló. Simplemente gracias por haberme regalado una linda infancia. Te vamos a extrañar.  Gracias Roberto Gómez Bolaños.

viernes, 14 de noviembre de 2014

Seguirás presente

Ya pasó más de un mes desde que mi abuelita falleció, pues tuve que esperar ese tiempo para poder escribir de muy buenas ganas y no hacer notar mi dolor pues las veces que lo hice hago notarlo y me incomoda un poco. 

Como saben, ella sufría Demencia senil, en el 2012 escribí sobre ella, no sea acordaba de mi nombre pero al menos sabía quién era yo:  No me olvides todavía,  en este año, en marzo, fui a visitarla, en ese entonces no supo quién era yo ni mi hermano, me dolió mucho escucharla: Llegaste a olvidarme.

El 20 de setiembre mi abuelita sufrió una descompensación y fue internada, estuvo así varios días, hasta el 27 de octubre que ya se encontraba mejor, pero en la mañana mi abuelita salió de alta, antes de ir a casa la bañaron ahí y la llevaron luego, sin embargo por la tarde la regresaron al hospital porque le había dado neumonía, estuvo luchando por recuperarse pero no pudo más hasta el 1 de octubre en que se fue. Luchó mucho por su vida, no se rindió rápidamente, siempre fue una guerrera y lo demostró hasta en los últimos momentos. 




Había esperado en Emergencia pero no me dejaron ver, solo hicieron pasar a cuatro personas, ya había planeado ir a visitarla un domingo pero un viernes se enfermó, estaba tan cerca de poder verla que a veces pienso que fue mi culpa no verla por ultima vez viva, excusas de tiempo las doy pero como siempre, uno nunca sabe lo que pueda pasar y así se me fue la oportunidad, no llegué a verla antes que se vaya.
Decían que estaba delgada, que en cinco meses que había pasado, para ella fue como 10 años, estaba acabada y en el hospital peor, no sé si fue para bien, pero la recuerdo con un buen semblante.

El velorio no fue trágico para mi, lo llevé de la mejor manera y mi familia no estaba tan triste, a menos no lo hacían notar, hablaban de ella, recordándola siempre de la mejor manera y con la firmeza que luchó hasta sus últimos días y vivió sus 85 años a gusto.

Había prometido a mi mismo no ver a nadie postrado en su cajón, pues la última vez que vi me chocó un poco, pero esta vez fue diferente, sentí mucha paz y tranquilidad al verla, la vi descansando por fin y me despedí de ella con sus bonitos recuerdos y un gracias por todo.


Ya pasó más de un mes, mi papá sigue extrañándola, aunque no lo demuestra a veces dice que por dentro está triste y yo a veces pienso en ella, en algunas me salen lagrimitas pues faltaba poco para que me vea egresar, más ahora que ya estoy haciendo practicas pre profesionales, estoy a un paso de acabar, lástima que ya no esté para decirle y que se alegre como acostumbraba, espero que donde esté sienta orgullo y se alegre de lo que estoy haciendo, aunque a veces pienso que ella me dio esta oportunidad porque fue sin buscarlo, apareció y aproveché la oportunidad.

No llegué a conocer a mis dos abuelos, mi otra abuelita falleció cuando yo tenía ocho años y ella era la única que me quedaba, la de las carcajadas, la que me daba propinas, de resondradas, etc. Pudo vivir más pero no puedo quejarme, fue suficiente, siempre estuvo ahi, fue culpa mía no verla tan seguido, de que se haya olvidado de mi... y de los demás, pero ya para que quejarse si no está, la quiero mucho, fue buena conmigo, mi última abuelita. 

En la misa de su primer mes estuve cerca de su Urna, pues pidió que la cremen, espero que me ayude en ciertas cosas y que no se olvide de mi, le agradezco de ante mano todo. Donde esté, no será olvidada, gracias, descansa abuelita.

martes, 21 de octubre de 2014

Un año en casa

 ¿Cómo llegó mi gato a la casa?


Pues a mi mamá se le ocurrió la idea de tener uno porque había vendido todos sus pericos australianos y nos habíamos quedado sin mascota en casa. Un día no sé si bromeando, ella dijo que deberíamos tener un gato porque en la azotea había visto un ratón corriendo, pues eso escuchó mi papá y un domingo fue a casa de mi tía y le dijo que otro tío estaba regalando sus gatitos, pues como había escuchado a mi mamá decir que quería un gato, le dijo que cualquier día se acerque a la casa a dejarlo. Pues yo también estaba buscando uno, suponiendo que lo que había dicho mi madre era cierto, en eso la blogger Daria a la que le había contado de ello, me dijo que por donde vivía estaban regalando gatos pero el problema era en que venga del norte hasta Lima y que su abuelita podría traerlo porque regresaba acá, estuvo así varios días pero mi papá se adelantó, nos ganó.

Un martes 1 de octubre al entrar en casa, no había nadie, entro al baño y lo veo durmiendo en una cajita, lo cargué y me abrazó, no pesaba nada!! era pequeño y flaquito, tan solo tenía dos meses, así que lo saqué, lo llevé al dormitorio y empezó a tratar de subir a cualquier lado y en la sala se subió al mueble y ahí la primera imagen.

La primera foto de Ringo, octubre 2013
  
Luego tardamos una semana en ponerle un nombre hasta que mi hermano dijo Ringo, además esas fechas estaba por cantar en Lima y le pusimos ese nombre, le gusta, cuando lo llamamos mueve su colita y hace caso. El año pasado estuvo bien fregado, demasiado travieso: Rompía las cosas, se subía a todo lado, arañaba los muebles, sillas, cortinas, etc. tanto así que en Navidad no armamos el árbol por culpa de su inquietud.

 
Ringo acompañándome cuando escribía en el blog, noviembre 2013

Probó varias marcas de comida: Whiskas, Ricocat, Friskies. La que le gustó fue el Friskies (el más caro para colmo) también cuando almorzamos, él despierta de donde sea para acompañarnos y de vez en cuando pide que le regalemos pedacitos de carne. Antes le dábamos leche, sopa, ahora ya no quiere.

Ringo sentado en la construcción del tercer piso de mi casa, junio 2014

Es curioso, chismoso, jueguetón y cariñoso. Cuando está afuera y pasa una vecina se le acerca se le apega a las piernas para que le den cariñitos jaja y molestoso porque por las noches empieza a arañar las puertas, a saltar en los muebles, ahora ya se calmó un poco felizmente.

Cuando había temblores o los fuegos artificiales en Navidad y año nuevo Ringo siempre se escondía en debajo de la cama o se sentaba cerca a algún mueble como en la cuarta imagen.

Ringo asustado por los fuegos artificiales, diciembre 2013


Siempre duerme y duerme por las tardes. Ultimamente se va por las noches, tiene como amigos una gata y un gato, los tres se van no sé donde, esto es desde verano de este año. En agosto compré un par de zapatos y mi mamá iba a botar la caja pero él, maullaba por la caja, lo dejó en mi cuarto y al rato durmió en ella, de pequeño no le gustaba la caja y ahora si.

La caja de Ringo, setiembre 2014

Hoy se va por la noches, regresa a las aproximadamente a las 4am, se va por la ventana de la cocina y regresa saltando por ella, creo que ya encontró su gata, ya los escuché varias veces gritar por la madrugada, pues que se hace, son independientes dicen, mi papá no quiere castrarlo.

Pues Ringo ya cumplió un año en mi casa, me he acostumbrado a él, le tengo mucho cariño, es dócil, juguetón, siempre está a tu lado, te acompaña en lo que hagas, pesa mucho y está grandote!! 

Lo malo es que a veces me llena de pelos mi pantalón negro y unas chompas y a veces orina en la cocina y deja un olor horrible!! pero es lindo y lo quiero mucho, gracias Ringo por estar aquí, espero que estés buen tiempo con nosotros.

martes, 30 de septiembre de 2014

Fotografías al pasar XI

Esta es la undécima entrega de esta sección de fotografías, tomadas desde mi celular en cualquier parte de Lima donde caiga y donde se produzca un hecho curioso. 
 
Ya estamos finales de setiembre, semanas de examenes parciales!!! y ya se siente ese apuro y la falta de tiempo característico, esta semana está muy cargada, no tengo tiempo para hacer otras cosas, aunque blogger me llama y para no perder la costumbre los dejo con un post rápido y que además no me toma mucho tiempo. 


Que lo disfruten!

Los gatos

El Olivar por la noche

Camino Real

Vía Expresa

Iglesia del Corazón de María

La Huella del Sonido

La Punta - Callao

Un televisor como espejo

El olvido del cine Tacna

 Paloma

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Pausar, retroceder, avanzar, darle play

 

Unos días o más, es lo que necesitaba para pensar en muchas cosas. Para pensar en que rayos haré mañana, o lo que podría hacer dentro de 5 años, o que haré hoy, ahora que mi vida gira y gira en acabar la universidad y buscar prácticas, se me acaba el tiempo y ya estamos setiembre.

A veces siento que me voy quedando atrás, el transcurso de las cosas es lo que me jode, que todo vaya cambiando y cambiando y me tenga que adaptar a estos cambios, maldición! debería estar leyendo, hacer hora, descansar, jugar, todo el día sin preocuparme por eso... pero, no se, hay algo que me molesta y no puedo darme esos lujos.

Se abren otros rumbos, hay más que un solo camino, pero no siempre llevas un mapa, una brújula o tienes un celular con GPS o que tal ¿Pedir ayuda? Es una posibilidad pero uno se da cuenta que puede solo, puede ser una idea equivocada pero depende de la fortaleza de la persona.

Sientes ese miedo inconfundible de sentir que el tiempo te puede traicionar y el destino puede largarse con ella en la próxima esquina, las cosas no son tan seguras ni el lugar ni el tiempo en el que vives es seguro.

Quizás nadie entienda lo que estoy escribiendo y ¿Para que querría que alguien entienda? por las puras, no tiene caso. O realmente hay alguien que se preocupe que no sea mi mamá?

No sientes o sentías que todo se acababa, que la relatividad te afectaba, que no entendías la entropía que te causaba molestia y malestar, pues todo pasa, pasó, el tiempo ayuda pero también nos juega una mala pasada, te das cuenta luego de que pudiste hacer mucho más en un tiempo pasado y ves el ahora y te cuestionas muchas cosas.

¿Lo mejor es hacer lo correcto? Esta pregunta no sé si tenga una sola respuesta, es compleja y cuestionante. Y ya me estoy dando cuenta que este post se está yendo a otro rumbo de lo que empezó. Se puede poner pausa a lo que tienes en mente, avanzar, retroceder pero tienes que decidir si le das play, aunque siempre encuentras una sorpresa o un medio de escape en medio de la melodía.

Los dejo con una canción de Panda - Un tipo de indulgencia


miércoles, 27 de agosto de 2014

Como nunca quise a nadie


No acostumbro a recomendar libros pero voy a hacer una excepción, o quizás a partir de ahora escriba sobre los libro que leo, no estoy seguro. La historia de como lo conseguí es extraña, no sabía que lo iban a publicar en Perú, ya hace un tiempo estaba escuchando a Luis Ramiro y sabía que estaba a la venta en otros países. Ese día salí de compras al centro de Lima y caminando por la plaza San Martín vi un cartel sobre la presentación del libro, en el bar D' Grot así que entré y vaya sorpresa, estaba cómodo, me quedé para ver la presentación y me llevé a casa el poemario.

Te odio como nunca quise a nadie, nombre del primer poemario del cantauror madrileño Luis Ramiro, que nos presenta su primer libro con poemas que relatan los sentimientos cruzados entre el amor y el desamor.

¿Por qué escribo esta entrada? Porque a mi parecer es un buen libro de poesía muy recomendable, al terminar cada poesía, dices wow, es profundo, contemporáneo, directo, sin cursilerías, te hace sentir que cada poema es directo para ti, pues todos hemos sentido y pasado por lo mismo.
 
Al leerlas te puedes identificar con algunas, son aquellas palabras que alguna vez pensaste pero que nunca la pudiste plasmar y en eso te dices a ti mismo ¿Por qué no lo escribiste antes? Sonríes al saber que alguien se adelantó a hacerlo y tu no, pues sientes que es tuya también.
El amor casi nunca aparece donde lo buscamos, ni lo hallamos desde donde nos llama. Solo aparece sin que lo busques, bien te decepcionas o sonríes, a veces es esquivo. Unilateral como dice el amigo No Recomendable.

Escribe mucho sobre desamor, rencor, pues es un sentimiento que se puede o sentir de la misma manera, lo que hace diferente al amor, todos lo sienten y viven de diferente manera. Algunos dicen que el odio es más fuerte que el amor, quizás. Aquí Luis Ramiro te dice que te odia como a alguna vez nunca pudo querer a nadie.
Quiero tomar como título el último poema del libro Como nunca quise a nadie, me quiero referir a él porque resume parcialmente el poemario, como un todo que se dio pero que al final solo quedó nada, odio, decepción.

Vemos poemas cortos, sonetos como: De Propina, La mejor de mis sueños, deporte de riesgo, te lo mereces, algo, twitter, abismo, por subir, ayer, buenos propósitos. A pesar ser cortos, dicen demasiado como para conmover nuestro ser y sobretodo nos hacen pensar o tal vez recordar, como quieras.

Si bien el desamor predomina aquí, poemas como: Si no soy el primero, cuando todo acaba, el malo de la historia, la única verdad, mi próxima tragedia, Abrazar las olas, Buenos propósitos son directos para ese oscuro rincón de tu corazón y creéme recordarás algo.

Hay también sobre amor como: Cuando todo encaja, tu boca, pequeño colibrí, se busca mujer, con ella y sólo ella, mis antojos, poemas dulces y atractivas a la mente

Todavía no está a la venta en alguna librería, pero solo pocos lo hemos podido disfrutarla, espero que sea pronto para que ya saquen más copias aquí en Perú. Vale la pena leerlo.



lunes, 4 de agosto de 2014

Paolo, comparto tu dolor


Paolo, eres alguien que nunca imaginé conocer, me sorprendí al escucharte que eras de la misma facultad que yo, al verte pensaba que eras un vago más pero no, me sorprendió tu inteligencia y tu modo de pensar (excepto algunas cosas que por la cual habíamos discutido) eras temas ajenas a la ciencia jajaja pero igual respetaba tu posición.

Un día me dijiste "A simple vista soy parezco un piraña (delincuente) pero soy muy estudioso", era verdad y este año lo he comprobado. Nunca hay que juzgar a alguien por su apariencia :) y para ustedes, una vez fumé con él en horarios de trabajo jaja

Eres contradictorio, eres estudioso, te gusta la ciencia, pero a la vez eres barrista de universitario de deportes, eres fumón. Vas por el mal camino pero a la vez pisas tierra y te pones a leer. Un día me dijiste:

"Si muero, será por ser bien hincha de la U o por tanto fumar"

Y así, al terminar el trabajo del verano pasado, siempre lo veía y seguíamos en conversación. Esas conversaciones que terminaban en sus anécdotas del ultimo estadio que fue para ver a su equipo.

Pasó unos meses y vi en su facebook la ecografía de su pequeña hija en formación, él muy entusiasmado, feliz, y me alegré por eso, no como otros cobardes que huyen de la paternidad. Alexandra, su enamorada, que tuve el agrado de conocerla en la fiesta de despedida del trabajo tenía muchas ilusiones por esa niña, aunque joven ella, estaba segura de lo que le preparaba la vida. Él decidió dejar de fumar por ella e ir pocas veces al estadio, tenía que juntar para su llegada.

Semanas después hablamos de ese tema, me confirmó que haría todo lo posible por su hija, "voy a luchar" decía, así que tomó muchas decisiones, lo malo fue que dejó de asistir a clases y solo iba para los examenes, buscó trabajo, semanas probando uno y otro hasta que logró entrar a un colegio particular para enseñar matemáticas. Ya en los finales lo veía, le hizo muy difícil ir a clases y trabajar, pero le daban permiso, pero igual, su hija era lo primero. Hasta que días leí en su facebook un estado:

"Me estoy quedando sin dinero, ya no salgo, estoy a punto de desaprobar....pero no me rendiré, seguiré luchando por ti"

Algo así, no recuerdo porque acaba de cerrar su cuenta. ¿Y saben cuál es el motivo?

Hace unos días voy a mi facultad, el fue a ver unos papeles. Lo veo a lo lejos, me acerqué para conversar un rato pero estaba diferente, raro, se nota eso, olía a cigarro, y le dije que por qué había fumado otra vez y su respuesta fue un "nada".

Pues me paré para despedirme de él y le dijo en broma "La U perdió el clásico" y su respuesta fue lo que me impactó. Dijo: "¿Cuándo han jugado?" él, que estaba siempre pendiente, no sabía, si que era raro. Nuevamente le pregunté ¿Estás bien, estás bien?

Sus ojos estaban desorientados, tristes y me respondió: Mi hija ha fallecido y Alexandra está internada en el hospital. Lloró, me abrazó y lloré con él, no pude evitar llorar con él, me dolió también, me dejó impactado esa noticia.  Pues faltaban unos meses para que nazca, pero cosas así pasan :( luego salimos un rato a despejarnos. Primera vez me dan una noticia así, me chocó.

Ese día al regresar a casa, me acordé de una frase.

"La vida te golpea. Si no es hoy, es mañana. Hay que tratar de ser fuertes"


 Los dejo con una canción de los Smashing Pumpkins - Disarm

miércoles, 23 de julio de 2014

Tres ex en busca de su ex: La huída de los ex y una declaración interrumpida

 


Primera parte: Trex ex en busca de su ex

Segunda parte: Trex ex en busca de su ex: La reunión y un cuarto posible futuro ex

Todos se miraron, la incomodidad los invadía al ver a K. Él estaba empezando a sentir lo que estaba sucediendo, pensaba en que si eran unos amigos por qué notaba esa tensión en la sala.

K estaba enamorado de ella, se conocían en la universidad, de hace mucho, tenían confianza, estudiaban diferentes carreras aunque el estaba solo 1 año, ella le llevaba más años de soltería, más de 2 años.

Entre una pequeña discución C dice: Sé que pasó muchas cosas malas, pero no te olvides de mi, tu gatito

F sorprendido al escuchar esa palabra, exclamó: *#©%$•^  tú le decías gatito a él?? pensé que solamente me decías a mi. En eso P dijo: Al parecer a los tres, porque a mi también me decía lo mismo.

K la notó nerviosa, se dio cuenta que no solo eran sus amigos. Los cuatro parados, ella sentada, la tensión, hizo que *#©%$•^ se levantara y diga con voz alta que todos se vayan y se fue a su dormitorio, en eso su mamá entró a la sala y se encargó de despedirlos, pero K no quiso irse, quiso hablar con *#©%$•^, su mamá le dijo que espere.

Cuando salieron los ex, a una cuadra de la casa, por el momento estaban traquilos porque su intención fue joderla y hacerla recordar el tiempo vivido con cada uno pero luego les embargó la tristeza (recién) pues los tres habían tenido algo en común, ella, que en su momento la amaron pero por circunstancias de la vida se separaron.

P: Las dos relaciones que tuve luego de ella, fueron un desastre.
F: Me gutaba mucho y siempre estaba en todo momento ahi
C: No debí tratarla así.

Llegaron a la avenida y decidieron irse cada uno por su cuenta, empezaron a sentirse mal por lo mal que la hicieron sentir , pues su "revancha"  no fue buena idea. Se despidieron y juraron nunca más volverse a juntar.

Ella en su dormitorio empezó a recordar cada instante con cada uno de ellos, lo bonito y las cosas feas, empezó a llorar hasta que entró su mamá a conversar con ella: Hija, tranquila, no botes tus lagrimas por aquellas cosas pasadas, menos por alguien que no te supo valorar", vamos, levántate y deja de estar así, tu amigo te está esperando en la sala.
-Ya voy mamá, ya pasó - Dijo  *#©%$•^  secándose las lágrimas.
- Salió ella en pijama y le dijo a K:

Lo siento, disculpa por el mal momento, te mentí, no eran unos amigos, eran mis tres ex, no sé como mierda se juntaron y vinieron a joderme como si yo les hubiera hecho algo malo.

Él comprendió su fastidio, sintió también esa incomodidad, la intención de salir ese día se vio suspendida por culpa de esos idiotas, pero esta ocación era especial, tenía planeado declarse, pero todo se fue al tacho, no iba a ocurrir, se fregó todo.

Se despidieron y quedaron verse en la universidad dentro de dos días, él no quiso irse pero se vio obligado a hacerlo.

A una cuadra de su casa, suspiró y pensó: "Tendré mi oportunidad, lo sé" no quiero ser un cuarto ex.

miércoles, 2 de julio de 2014

Sucedió...y qué mierda!



Estoy solo en mi casa ahora, no está ni mi gato, estoy escuchando a No Recomendable y Luis Ramiro, a mi lado tengo un poco de Chilcano de Pisco, son esas veces en que tienes que hacer y se te ocurren ideas y para dejarlas tienes que plasmarlas ya. Hoy no escribo en un cuaderno, estoy escribiendo de frente a blogger.Pasó 11 meses desde que la vi por última vez, la ultima vez le dije que no podría ir a la iglesia porque los lunes y martes se me cruzaban con mis clases de la universidad, el último día hablamos lo suficiente, ella creo que presentía mi despedida pues había una incomodidad entre nosotros.Esperé varios días para postear esto, creo que es lo mejor que se te pase lo que tienes por dentro y escribir calmadamente.

Me sentí mal, no lo niego, no pensé que la persona amable, tranquila y llena de paz por dentro pudiera hacer esto, no lo sé. Vi a Angelina el lunes pasado en el Jirón de la Unión, a unos metros pude reconocerla en medio de la masa que camina día a día allí. Todo pasó en menos de un minuto, al verla ya cerca la saludé: Angelina! le dije, ella solo giró su cabeza unos grados y su rostro hizo un gesto horrible, no como si no me conociera, fue otra cosa, rechazo, diciéndome "no quiero verte otra vez" no lo sé, algo así, no puedo describirlo pero fue feo, preferí que me dijera "hola...quién eres" o "¿te conozco?" para decirle quién soy si se había olvidado de mi pero su gesto fue peor que mil palabras hirientes. Pensé que nunca haría eso, era diferente, pues bien, me equivoqué, con conocer 3 meses a alguien no llegas a saber quién es. Me dolió porque pensé que algún día iba a volver a ir a su iglesia a visitar a la gente que conocí, ir como agradecimiento por la bienvenida que me dieron.
 
Ahora sé que ya no volveré, que sería peor. Tenía en mente ir, porque en ese momento en que iba no sentía nada por eso que le llaman ser divino o Dios. Puedo decir que luego que dejé ir sentía y sucedían cosas medio extrañas que quizás se reflejaban de esa manera y no siempre Dios se te va a presentar como espíritu o una voz, sino de muchas maneras, me hubiera gustado hablarle sobre eso.

Pero algo viene a mi mente ¿Y si no me vio? ¿Si era por otra cosa su reacción? Pues no sé, esto pasó y que mierda! Solo le doy las gracias por enseñarme varias cosas y comprender más de cerca su religión.

No me voy a quedar en un banco a esperar la llegada de Dios, ni mi juicio final
 
Los dejo con una canción de un cantautor español
 
Luis Ramiro - Mariposas Imposibles