domingo, 25 de marzo de 2018

Una ciudad que no sólo es de cemento

     

Siempre he querido visitar todas las ciudades de Sudamérica y he tenido la dicha de empezar por Argentina este año. Estuve ahí por 10 días, afortunadamente la Universidad Nacional de La Plata, aceptó un trabajo que he estado realizando para exponerlo en un taller organizado por esa universidad.

No sé por dónde empezar para hablar de Buenos Aires. He tenido muchas anécdotas.

Lo primero que se viene a mi mente es el arte, vi muchas representaciones artísticas por todos lados: Gente compartiendo su música en el tren, en el subterráneo, los bailes de tango en los restaurantes, pintores, actores y artesanos en las plazas. Y recuerdo esto primero porque me trasladaba en el tren de la línea Mitre, hasta la estación de Retiro, donde ahí podía conectar con el subte o los buses y cada persona o grupo que interpretaba algo, siempre lo apoyaban con aplausos y dinero, algo que usualmente no se ve.


Tenía cinco días para hacer turismo en Buenos Aires ya que el lunes 26 empezaba el taller en la ciudad de La Plata hasta el 03 de marzo. Al día siguiente de llegar fui al Planetario Galileo Galilei, sí, ese que sale en el video de la canción Zoom de Soda Stereo y al Rosedal que están ubicados en Palermo Me hospedé en un hostel; mi habitación estaba compartida con 5 personas de diferentes nacionalidades que ni sabía que idioma hablaban.

Fui al barrio de La Boca su templo, la Bombonera, en Argentina el fútbol es como una religión, todos son hinchas a muerte de algún equipo, es un país donde ese deporte es muy importante y es parte de la vida de cada uno.


A cuatro cuadras de La Boca, se encuentra Caminito, un lugar donde hay muchos restaurantes, bares y un pasaje donde se encuentran pintores. Es el corazón de artístico de Buenos Aires donde también disfruté de ver tango y compré algunos recuerdos.

Me recuerdo caminando siempre, me gustaba hacerlo para apreciar mejor las calles, aunque eran de grandes tramos, fue productivo y no importaba el calor. Pude ver el contraste, de esa ciudad. Gente adinerada comprando  y comiendo en las calles, pero también habían mendigos y personas que dormían en las calles, las diferencias sociales son patentes. Y eso que no hablo de las villas.

Me impactó mucho también su arquitectura, se veía mucho el estilo neoclásico, gótico y barroco en sus edificios e innumerables iglesias. Visité también la Casa Rosada, la Plaza de Mayo y el Obelisco. El  barrio de San Telmo y la calle de La Historieta, donde se encuentra Mafalda sentada en una banca. También pasé por Puerto Madero.


Pero a pesar de eso, Buenos Aires es maravillosa, encuentras cultura donde vayas. Así como murales, esculturas, músicos, muchas personas leyendo y tomando un mate. La gente, la gente que hace a la Argentina grande, que estoy muy agradecido por el buen trato y por ser tan amables en guiarme con sus calles y las líneas de buses, sino me perdía.

El domingo partí a La Plata, un bellísimo lugar. Es una ciudad académica y un poco bohemia, los boliches se llenan por las noches, todos los días. El primer día que me hospedé fue con colombianos y el resto de días con uruguayos, me hice amigos de ellos, aprendí de ambos muchas cosas.

Luego del evento, íbamos a tomar con la gente del taller, nunca en mi vida había tomado 4 días seguiros, por primera vez tomé Fernet y todo tipo de cerveza artesanal: negra, roja y rubia. Al cuarto día terminé con ardor en el estómago, ni más tomaré tantos días.
 
De La Plata me gustó mucho la plaza Moreno, lugar donde se llevó a cabo la ceremonia fundacional de la ciudad y allí se encuentra La Catedral de la Inmaculada Concepción, que es un estilo gótico, es increíble ver cada detalle.


Y sobre mi exposición, me fue de maravilla. Lo hice muy bien, le interesó mucho el tema, prestó atención y me hicieron unas cuentas preguntas. Luego de eso se acercaron para hablar sobre lo que expuse. Se realizó en el Planetario de la universidad.

Ese taller tuvo muchos puntos positivos, como contactarse con otros profesionales del mundo, lo cual es una oportunidad excepcional para el intercambio horizontal de experiencias. También como una ocasión para familiarizarme con las buenas prácticas como un canal para mi desarrollo personal y profundizar más sobre la astronomía. También me di cuenta que tengo que estudiar portugués si o si.

Hubo un tour, donde visitamos el Museo de Historia Natural, donde vimos la evolución de nuestra historia y también los observatorios, que sirvieron mucho para las observaciones del siglo pasado.


Extrañaré esta ciudad cosmopolita. Esa ciudad inconforme, anárquica, desesperada y orgullosa. La mayoría de la gente es genial, lastimosamente se encuentran problemas sociales y desigualdad, más aún con un gobierno de mierda. Me llevé gratos recuerdos y anécdotas, que en una sola entrada no podría escribir todas.


PD.1 Si algún día van allá, lleven repelente de mosquitos
PD.2 Primera vez sentí las famosas turbulencias
PD.3 Lleven abrigo aunque sea verano, suele llover y es muy fuerte
PD.4 Las argentinas son hermosas
PD.5 Prueben la pizza Muzzarella 

martes, 16 de enero de 2018

Hay, poetas, muchísimo que escribir


"La poesía llega a cambiar personalidades, vidas y el modo de ver las cosas" 


Él es José Montero, más conocido como Gato Viejo. Poeta, activista político, un hombre comprometido con la sociedad y la cultura. Tiene cuatro libros publicados, colaborador del Gremio de Escritores del Perú, director del Grupo Editorial Gato Viejo y apuesta por los nuevos escritores del país.

Decidí retomar esta sección de entrevistas porque "el Gato" ha hecho un buen trabajo en estos años a pesar de todo tipo de adversidades y su editorial ha sido una de las primeras en apoyar a los escritores noveles.

Mientras le explico en que va la entrevista, José se siente extraño y me pregunta: ¿cuánto tiempo vamos a demorar?
Le respondo que menos de una hora; se sorprende y me dice: ¿Tanto... de qué vamos a hablar? Aún no cree en el gran trabajo que está haciendo y pues, hay muchísimo que hacer y de que hablar.

¿Cómo nació la editorial Gato Viejo?
La editorial tiene unos siete años aproximadamente, nació por el cantautor No Recomendable, él fue quien me incentiva a esto, porque él encontró un desaliento de parte de las otras editoriales, entonces me anima a fundar la editorial y es ahí donde empieza este rumbo.
  
¿De quién fue la idea del nombre "Gato Viejo"?
El nombre sale por un apodo que me pone Edson y él fue el que me dijo que lo ponga a la editorial y bueno es un nombre bueno, bonito y con pegada.

Aparte de poesía también se publicaron textos políticos 
Primero se publica Lugares comunes de No Recomendable, el mío, unos sobre el Che y más textos políticos, luego tomó otro rumbo y pasó al lado poético.
No cambiamos la línea, considero que la poesía también tiene su parte política, hacer cultura es hacer política, acá no publicamos fujimoristas ni ppkausas. El año pasado abrimos otro sello "Combatiente", para tener textos más políticos, crítica social, ensayos y dejar a la editorial Gato Viejo con lo cultural y literario.


¿Como te llegó a interesar la poesía?
Me interesó desde el último año del colegio. Yo era chancón en todos los años y hasta cuarto de secundaria estaba en primer puesto, matemáticas sobre todo.
Entonces en el último año tuve una profesora que me inculcó el tema de la literatura, en ese entonces estaba escuchando trova, punk y música de protesta, es ahí donde empieza ese interés y ahí encontré la poesía. 

Empecé a escribir textos románticos y después me metí más en la trova cubana, chilena; así que me volví crítico, tener conciencia social y ahí tuve más interés por otro tipo de poesía.

Trato de escribir sobre política pero sin perder la ternura. En esos años dedicaba poesía para la persona con quien estaba en ese rato, me enfoqué en la literatura y el primer puesto se fue al carajo.

¿Y qué autores leías en esos tiempos?
A Javier Heraud. En esas épocas me llegaban los populibros, que era un proyecto de Manuel Scorza. Encontraba Neruda, Benedetti, Gelman, Cortázar, Ribeyro, ahí conocí a Neruda, Vallejo. Cortázar fue clave para mi poesía y poco a poco conocí más autores.

Hace poco hablaste de la música, ¿cómo así  llegó el Hip hop a tu vida?
El hip hop lo conozco de tiempo. Empecé con la trova y el punk, que éste arrastra hacia el Perú; el Hip hop se vuelve más conocido, siempre hubo pero el político, el rap politizado, llegó con una fuerte movida. Yo aparte de ser editor o tener la editorial, también hago política desde los 17 años.
Conozco a algunos militantes de esa movida que hasta ahora se mantienen y que dentro de los quehaceres políticos creamos un lazo. Yo no hago hip hop, pero apoyo de manera política y ahora hay una movida muy fuerte aquí. 
Queremos que sea motor de un cambio, yo trabajo con ellos fuertemente desde hace 3 años. Hacemos talleres, conversatorios, movidas tratando de educar sobre todo a la juventud.

Como ves la poesía 7 años después desde la primera publicación
Me sorprende algunos espacios sobre todo de poesía que han aparecido. Conozco al grupo Tajo, ellos son un grupo que tratan de modernizar un poco la poesía. Antonio Chumbile participa con nosotros, que para mí es uno de los mejores poetas jóvenes, hace poesía con un contenido callejero, con carga social, de crítica, es muy buena su poesía muy libre, muy espontánea.

El mundo poético ha cambiado bastante porque han aumentado recitales y las ferias sobre todo. Ahora hay más oportunidad para que publiquen, para presentar y venderlo, lo otro es que también las municipalidades y lugares culturales están apostando por la poesía y la música.

¿Crees que la poesía española contemporánea nos ha influenciado actualmente?
Sí... creo que sí. Han abierto por lo menos una especie de movida, interés, pero considero que todavía ese interés es muy primigenio porque a veces las lecturas que ofrecen son muy sencillas, no hay tanto nivel, hablo en general, no estoy diciendo algún nombre y debe haber más. 

Pero la movida de Lima no define a toda la movida peruana, la movida en otras ciudades es distinta y hasta puede ser mejor.

Conozco a varios poetas en el interior del país, como Álvaro Cortés que pertenece al grupo La Chimba de Arequipa, también Helmut Jerí de Ica, es buen novelista y poeta, tiene un nivel muy bueno, Irwin Valera de Chimbote que pertenece al Team y Julio Carmona de Piura.


Cuál es tu pronóstico en cuanto a la poesía actual
Ahora lo que se está planteando es unir más la trova o música con la poesía, pero en algún momento va a tener su tope y se tiene que lograr pasar esa unión e invitar otras artes como el teatro, la performance, tener un contenido más llamativo para el sector popular, que la poesía llegue a todos y no solamente a un bar o circuito literario pequeño, porque la poesía llega a cambiar personalidades, vidas y el modo de ver las cosas.

¿Tres poemarios que se publicaron en el 2017 que más te gustaron, tanto de la editorial como otras?
Desacuerdo con el universo de Ariadna Del Mar
Ojalá usted de Irwin Valera 
Kakumei de Ariana Llerena

¿Que proyectos y planes para este año?
Tratar de promover más la editorial tanto nacional como en el extranjero, también espero que publiquemos autores de afuera, no necesariamente conocidos y tener más integrantes dentro del Team Gato Viejo.
La idea es que conozcan más la editorial. Tener más presencia en actividades, hacer que la poesía llegue a otros lugares, por eso lo del tour que se planteó es para lograr que los poetas que son de la editorial vayan a otras ciudades a promover su arte y sus productos.

¿Seguirás haciendo versus?
Sí, entendí que el detalle de los versus poéticos en donde de cierto modo se enfrentaba la poesía de autores clásicos, servía para que la gente conozca a esos escritores. Hay personas que escriben o publican, sin conocer a los clásicos, no han leído y se lanzan a escribir; a la semana están con poses de divo y esas son cosas que no ayudan ni siquiera para promover la literatura, hay mucho ego que no me cuadra hasta ahora.

El ego es natural siempre cuando no sobrepase el tema de las poses de divo, de considerar que el mundo gira a tu alrededor. El tema de tener una autoestima está bien porque consideras que tu arte tiene un valor y hay que defenderlo, pero llegar al punto de todo lo que tu hagas es lo mejor y tiene que ser si o si es una ley son huevadas.

¿Por qué publicar con Gato Viejo?
La gente que viene lo hace por la frescura que hay en el tema de publicar o de organizar los eventos, no hay un formalismo tan apretado, tan jodido que hay de repente en otras editoriales. Acá tratamos de hacer familia, se trata de crear amistad más que una relación financiera, la cultura tiene que ser fresca, libre o espontánea. Si uno quiere publicar tiene que ver sus autores, que tipo de relación crea la editorial con sus autores.

Muchas gracias José "Gato Viejo" por el tiempo y por aceptar esta "entrevista", fue genial conversar un poco más sobre otros temas. Comparto tus opiniones, posiciones, visiones sobre muchos puntos y la pasión por la poesía. Estoy seguro que vendrán mejores cosas este año tanto para la editorial como para lo cultural.

Si quieren saber más sobre la editorial pueden visitar:
https://www.facebook.com/grupogatoviejo
https://www.instagram.com/gatoviejoeditorial