domingo, 27 de agosto de 2017

Sirio


Te cuento que hay una estrella que me recuerda a ti, ella es Sirio, que al igual que tú, siempre brillabas y destacabas entre todas las personas. Así como le dabas luz a mi vida.

Y ahora ese brillo tuyo se apagó y no he hallado alguna luz similar. Hay tantas cosas que quedaron pendientes, como un café en Plaza San Miguel, la cerveza en el Munich en el centro, nuestro vuelo en parapente en Miraflores o un tango que me retaste el año
pasado. 

Estas semanas te he estado pensando y más que nada de esas cosas que tenemos pendiente, de lo efímera que es la vida; que hace poco lo tenía todo y ahora nada. Como extraño esos buenos momentos en el cual brillabas:  Como esos malditos besos, tus bromas, tus mates de risa, tus memes por WhatsApp, las canciones de los 70's que me pasabas y escuchar a Mon Laferte
en tu habitación y que no podíamos cerrar la puerta.

Por ahora me haces falta y supongo que a ti, pero mi pecado es que escribo y me curo haciendo catarsis de lo que me consume, tengo que liberar mi dolor, compartirlo para sentirlo menos trágico. Te extraño mucho y no encuentro aquel brillo que iluminaba mis días, mi vida gris.

Pero sigo viviendo… como tú, como el mundo a nuestro alrededor. Quizás algún día realice las cosas que quedaron pendientes o sin darme cuenta encuentre alguna estrella que siga iluminándome. Y espero que no pierdas esa luz, que hombres como yo, también están perdidos, en busca de alguna luz de esperanza.

6 comentarios:

  1. "Las piedras rodando se encuentran,
    tú y yo nos habremos de encontrar,
    mientras tanto cuídate,
    y que te bendiga Dios,
    no hagas nada que no quisieras que hiciera yo"
    El Tri de México.

    ResponderEliminar